Cuál es el vínculo entre las sociedades sedientas de populismo y la religión?

La respuesta involucra ciertos factores que inciden de modo directo sobre las sociedades tal como la profunda necesidad de creer que algo o alguien vela por nuestra vida e intereses. Esta necesidad tan característica de la raza humana es fácilmente distinguible en las religiones y hasta, incluso, partidos políticos. Sí, aún cuando definimos nuestra inclinación política como “ideología” y a la religión como “creencia” lo cierto es que están más cerca de lo que nos detenemos a pensar. También hay que considerar otros aspectos que tienen que ver con la identidad tanto individual como social y un  grado de nostalgia que ha tenido aparente incidencia sobre los votantes.

Silueta de lider populista y militantes

La falta de identidad de las recientes generaciones.

Tanto individuos como sociedades, reiteradamente, intentan resolver problemas del presente tomando como recurso experiencias del pasado cercano o lejano. Lo hemos podido apreciar a lo largo de cientos de años de historia. 

El peligro de recurrir a métodos pasados es repetir la fórmula que funcionó olvidándonos que aquello ocurrió dentro de un contexto histórico-político-social diferente. 

El autor David Van Reybrouck aseguraba que “hemos creado un paquete democrático exportable que hemos tratado de transferir a cualquier tipo de sociedad”. Esto es verdad, pero no ha resultado del modo esperado. Incluso podríamos ver en esa acción posibles causas que incidieron al actual incremento del populismo a nivel mundial.

«Ser como Occidente fue una elección de los orientales, pero 30 años después estamos resentidos por nuestro papel como imitadores» Ivan Krastev

 

El politólogo búlgaro, Ivan Krastev, hizo una clara descripción acerca de la identidad de las sociedades. Sostuvo que “en 1989 el ideal en todo el bloque oriental era ser como Occidente, no solo tener las normas y el nivel de desarrollo, sino adoptar el estilo de vida y las instituciones. La transición fue una especie de migración colectiva del Este al Oeste. El problema actual es algo muy conocido para todo aquel que estudie la sociología de la segunda y tercera generación de inmigrantes. Mientras que la primera está fascinada por el nuevo mundo en el que entran y trata de parecerse cada vez más a su país de adopción, las siguientes comienzan a hablar de pérdida de identidad, de que son ciudadanos de segunda clase. Esto es lo que ocurre, por ejemplo, con la mayoría de terroristas islámicos. Muchos de los actuales sentimientos de Europa oriental pueden ubicarse ahí. Ser como Occidente fue una elección y 30 años después estamos resentidos por nuestro papel como imitadores”.

La nostalgia de “experimentar lo experimentado”.

Ese papel de “imitadores” del cual habla Krastev deja en evidencia nuevamente como un individuo o sociedades desesperanzadas toman caminos que les resultan conocidos, basados en experiencias de sus antecesores esperando encontrar la misma respuesta bajo un contexto diferente. 

«Basado en siglos y hasta milenios de historia, la única forma de construir a la sociedad que los seres humanos hemos creado es una forma de avance paulatino, de ensayo y error, de intervención en la vida pública bajo la norma de la tolerancia, la pluralidad, la civilidad y el diálogo» Enrique Krauze

 

Se ve como una contraposición interesante por parte de las sociedades que se encuentran en la necesidad de ser autónomas y tomar sus propias decisiones pero experimentan basándose en lo que ya ha acontecido y ha dado sus pruebas de funcionamiento, o no, en épocas absolutamente diferentes y bajo circunstancias que difieren de las actuales.



El populismo como cuestión de fe.

El ser humano es naturalmente esperanzado y muchas veces este aspecto destaca por sobre la característica que científicamente nos define y distingue de otros seres vivientes, la razón. 

De cualquier manera, aunque tendemos a tener esperanza del mismo modo que por instinto buscamos sobrevivir, también somos frágiles y caemos en cansancios que nos llevan a lo contrario.

Al igual que durante la niñez nos apoyamos fuertemente en la contención y guía de nuestros padres a través de sus enseñanzas, experiencias, promesas y visiones de la vida, así también al llegar a la adultez y presumiendo autonomía son muchos los humanos que con sus puñados de desesperanzas apuestan a las promesas de los líderes populistas casi sin exigencias de pruebas contundentes o planes fehacientes de cómo llevarán a cabo estos utópicos objetivos. Los adultos han encontrado este sentimiento de amparo en el patrocinio que ofrecen los líderes políticos. 

En “Sapiens”, Yuval Noah Harari explica cómo “La religión es un sistema de normas y valores humanos que se basa en la creencia en un orden sobrehumano. La teoría de la relatividad no es una religión, porque (al menos hasta ahora) no hay normas y valores humanos que se funden en ella. Fútbol no es una religión porque nadie argumenta que sus reglas reflejan edictos sobrehumanos. El Islam, el budismo y el comunismo son todas religiones, porque todos son sistemas de normas humanas y valores que se basan en la creencia en un orden sobrehumano. (Note la diferencia entre “sobrehumano” y “sobrenatural”. La ley budista de la naturaleza y las leyes marxistas de la historia son sobrehumanas, ya que no fueron legisladas por los humanos. Sin embargo, no son sobrenaturales).”

imagen from Sapiens

Líderes autoritarios como Matteo Salvini, Viktor Orbán, Jair Bolsonaro o Narendra Modi e incluso en Francia y Holanda, partidos populistas de extrema derecha como los de Marine Le Pen o Geert Wilders recurren a un lenguaje que presenta al “judeocristianismo” como el pilar de la civilización en Europa occidental. 

Por otra parte, el populismo religioso va ganando terreno en la política de América Latina de la mano de iglesias evangélicas y neopentecostales quitándole su conocido protagonismo a la iglesia católica.

Existe y ha existido, desde la primerísima aparición del populismo como movimiento, un vínculo con la religión. “La P mayúscula”, los Populistas, como se llamó a la alianza entre obreros y campesinos radicalmente anticapitalistas de finales del siglo XIX en Estados Unidos, se organizaron aprovechando las redes metodistas existentes y la tradición evangélica del país. 

El populismo atenta contra la democracia. Una democracia que en cada sociedad ha encontrado obstáculos y que no ha sido infalible pero ha otorgado las libertades necesarias para una sociedad.

Dos urnas. En una populismo en la otra democracia y abajo la aclaracion de "son cosas diferentes"

Los partidos populistas juegan en un ida y vuelta casi simbiótico con las Iglesias creando tonos grises entre ellos y la religión para luego tomar ese enganche a favor, generando más tarde su propio discurso y casi convirtiéndolo en una religión paralela encubierta como política.

No es un observación menor lo que los partidos populistas están haciendo con las religiones. Apelar a las más frágiles necesidades del ser humano, la necesidad de sobrevivir, la necesidad de esperanza, para saciarla con promesas de abrir una nueva etapa jamás vista, generar una nueva página sin precedentes en la historia de la sociedad en cuestión. Es entonces, cuando para combatir este ofrecimiento desbordante de promesas vacías, debemos recurrir a nuestra más destacable cualidad: la razón.

 

 «Sólo el espíritu crítico puede salvar la democracia» Ivan Krastev

 

Gabriel García Márquez

“The only thing that hurts me about dying, is that it’s not dying of love.”  📖

This Tuesday March 6 marks 91 years since the birth of the Colombian writer Gabriel García Márquez. The author of such emblematic works as “Love in the Time of Cholera” was born on March 6, 1927 in Aracataca, northern Colombia and died at the age of 87 in Mexico City.
Known as ‘Gabo’, he was a writer, journalist and screenwriter, as well as a cultural agitator by conviction and father of “magical realism” in literature.
Picture of Gabriel García Márquez with glasses andsticking their tongue out
.
Among all his works, ‘One Hundred Years of Solitude’ (1967) stands out, one of the peaks of universal literature; translated into 35 languages ​​and with more than 30 million copies sold to date. But ‘Gabo’ was not just a great writer, he was a member of the Colombian Academy of Language, promoter of the Foundation of New Latin American Cinema, based in Havana (1985) and the New Ibero-American Journalism Foundation (1994), as well as a language revolutionary, who even asked for the suppression of grammar and spelling.

China Zorrilla

Grand Dame 🎬🎭

China Zorrilla, born Conception Matilde Zorrilla of San Martín Muñoz on the 14 March 1922 in Montevideo, was an emblematic Uruguayan theater, film, and television actress, also director, producer, pianist and writer. An immensely popular star in the Rioplatense area, she is often regarded as a Grand Dame of the South American theater stage.

Born in Montevideo into an aristocratic Uruguayan family, “China” was the second of the five daughters of the Argentinian Guma Muñoz del Campo and the Uruguayan sculptor José Luis Zorrilla de San Martin, disciple of Antoine Bourdelle, responsible for monuments like The Obelisk of Montevideo, officially listed as the Obelisk to the Constituents of 1830.

Revered as Uruguay’s national poet, her paternal grandfather was Juan Zorrilla de San Martín, author of Tabaré. An artistic family, her older sister, Guma Zorrilla (1919-2001), was a well respected theater costume designer for the Uruguayan stage.

This slideshow requires JavaScript.

She founded the theater of the city of Montevideo in 1961.

Concepcion Matilde Zorrilla, produced, translated, adapted and directed plays and operas by Giacomo Puccini and Giuseppe Verdi.

Her childhood was spent in Paris and she always loved acting unconditionally from an early age.

She started in the independent theater in 1943 and she arrived in London with a grant from the British Council to study acting at the Royal Academy of Dramatic Art.
In his passage through London he met important figures of cultural and political history as Winston Churchill.

On her return she debuted in the Uruguayan national comedy where she performed in more than 80 plays as a first actress

Among other activities she performed as a correspondent for the Madrid newspaper “El País”, she was a pianist and composer, a French teacher in New York and even a volunteer nurse in Argentina.

“Darse cuenta”, “Elsa y Fred”, “Besos en la frente”, “Tocar el cielo” and the classic “Esperando la Carroza” are among dozens of works in which she acted. And among so many characters who came to life through it is also the name of another great figure of culture, the writer Victoria Ocampo, whom China Zorrilla not only met but also performed in theater in “Eva and Victoria” next to Luisina Brando.

Today, September 17, 3 years have passed since we’ve stopped hearing that peculiar voice or any of her stories, but her work, will continue to shine.

Brave Souls

Amy Johnson

(1 July 1903 – 5 January 1941)

She was a pioneering British aviator who was the first female pilot to fly alone from Britain to Australia. She set numerous long-distance records during the 1930s. She flew in the Second World War as a part of the Air Transport Auxiliary and died during a ferry flight.